Todo el servicio exterior en manos de familiares del FMLN

En los últimos diez años, la cancillería salvadoreña nombró en el servicio exterior a 14 familiares de funcionarios de alto nivel, de los dos gobiernos del FMLN, con sueldos de hasta $8,000 mensuales. Documentos oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores también confirman que una hija del vicepresidente de la Asamblea Legislativa y dirigente del partido GANA, Guillermo Gallegos, así como la hija de José Luis Merino, quien es uno de los máximos dirigentes de izquierda, fueron colocadas en diferentes embajadas y consulados de El Salvador alrededor del mundo, junto con hijas, hijos, una sobrina, hermanos y medios hermanos de más de un ministro, viceministra y diputados.

0
1502

Estados Unidos. 26 de octubre de 2018. José Manuel* había manejado por cuatro horas y media desde la ciudad de Raleigh en Carolina del Norte hasta la localidad de Virginia, a unos 400 kilómetros de distancia. La lluvia, un par de accidentes de tránsito y algunas construcciones de la carretera alargaron el viaje. Llevaba prisa. Quería estar lo más temprano posible en el consulado salvadoreño para sacar un pasaporte y garantizar sus planes de regresar a El Salvador. Tenía 21 años sin ver a su madre.

Esa mañana de viernes pensó, según dijo después, que había llegado a tiempo, pero un letrero colgado en la entrada le anunció lo contrario.

“Aviso de cierre: El consulado general de Woodbridge, VA, informa que este día cerraremos a las 10am para trámite de pasaportes y demás trámites consulares y a las 12md caja y DUI, regresando en el horario habitual el lunes 29 de octubre. Gracias por su atención”, se leía en la pequeña página de papel bond, pegada en la puerta principal.

El cierre no fue advertido a la comunidad salvadoreña y tampoco el motivo: una pasarela de modas que se realizaría por la noche en el restaurante Ranchón Steakhouse, de Woodbrige, había puesto a todo el personal del consulado a trabajar en los preparativos.

José Manuel se acercó a la puerta de vidrio. Llegó a pensar que el cierre se debía a que los empleados se encontraban almorzando. Hizo señas, pero desde adentro nadie le respondía. Se dirigió a la puerta trasera, tocó varias veces hasta que una mujer se asomó a atenderle.

“Ya está cerrado, señor. El cónsul ha tenido que irse, tuvo una emergencia”, le dijo.

José Manuel migró a Estados Unidos en 1998, fue beneficiario del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y hace trabajos topográficos en Carolina del Norte. La tarde anterior, el 25 de octubre, llamó para consultar sobre los trámites del pasaporte. “El mismo cónsul me dijo que no necesitaba cita”, aseguró. Perdió un día entero. “No estoy acusándolo (al cónsul) pero si me hubieran dicho que iban a cerrar temprano, yo no me habría movido”.

El funcionario del que habló José Manuel es Guillermo Antonio Olivo Méndez, quien a partir del 1 de agosto de 2018 fue trasladado a Virginia, tras haber sido cónsul en la ciudad de Los Ángeles, California. Llegó en sustitución de Erika Arévalo de Leiva, quien renunció tras denunciar irregularidades en ese consulado. De acuerdo con su versión, no obtuvo respuesta de las autoridades.

El ahora cónsul de Virginia admitió, ante esta revista, ser primo del presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Olivo, y es uno de los 14 parientes de funcionarios que forman parte del servicio exterior salvadoreño, contratados durante los dos periodos de gobierno del FMLN. El magistrado electoral, por su parte, al ser consultado reconoció un parentesco, después de insistirle. 

Hugo Martínez, quien estuvo a la cabeza del Ministerio de Relaciones Exteriores desde 1 de junio de 2009 hasta mayo de 2018 —exceptuando entre junio 2013 y mayo 2014, cuando ocupó la Secretaría General del SICA—, vio pasar estas contrataciones. El excanciller y también excandidato presidencial, derrotado en las pasadas elecciones del 3 de febrero, planteó al ser entrevistado que el nepotismo debe atacarse con una legislación que se implemente en todo el aparataje del Estado. Sin embargo, se desliga de inmediato al ser cuestionado sobre parientes de funcionarios contratados por la cancillería que él administró.  

—¿Pero sí confirmaría que hubo contrataciones de familiares…? — se le preguntó a la salida de una entrevista radial, el 7 de enero de 2019.  

—Yo no te puedo hablar de los nombramientos que se hicieron después de que yo salí de cancillería — responde.

—¿Y antes? Porque algunos nombramientos sí están firmados por usted.

—Bueno, muéstrame uno que esté firmado.

—Se los puedo enseñar.

—Ajá, enséñame…

Comments

comments