Por culpa de la guerra provocada por Trump, suben los precios de la GAS

0
212

El alza de precios del barril de petróleo registrado desde el 3 de enero comenzará a percibirse en las variaciones de gasolinas y diesel que se anuncien a finales de mes.

La crisis geopolítica que mantiene enfrentados a Estados Unidos e Irán en Medio Oriente ya provocó un incremento en el precio del petróleo a nivel internacional lo que, indudablemente, también generará un alza en el precio de los combustibles que se venden en El Salvador.

“Habrá un incremento en el precio de los combustibles sí o sí. Eso es 99.9 % seguro”, afirmó Sergio Recinos, propietario de estaciones de servicio y expresidente de la Asociación de Empresarios Distribuidores en Estaciones de Servicio (Adepetro).

Desde el 3 de enero que se supo sobre la muerte del jefe de las fuerzas Quds en Irán, Qasem Soleimani, el precio del petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para El Salvador, subió de inmediato desde $61.18 hasta $63.05 el barril. Y la tendencia al alza se mantiene pues ayer el barril de petróleo cerró en $64.96, según la página web www.oilprice.com que monitorea los precios constantemente.

Este precio podría variar aún más tomando en cuenta los últimos ataques de Irán contra una base militar estadounidense en Irak, ocurrida ayer por la tarde.

Agencias noticiosas reportaron que las cotizaciones de petróleo subieron a $65.47 dólares por barril luego de los ataques.

El Salvador, que es importador neto de petróleo, está sujeto a los vaivenes internacionales y tendrá que asumir las alzas que se den en el futuro.

Según explicó Recinos, este incremento de precios internacionales reportado el 3 de enero comenzará a trasladarse al consumidor salvadoreño a partir de la última semana de enero cuando ya se hayan indexado a la fórmula de referencia que utiliza el Ministerio de Economía, que publica las variaciones cada 15 días.

“El incremento no lo veremos de inmediato, sino hasta después, dentro de un mes aproximadamente”, afirmó.

En 2019 el precio del barril de petróleo se mantuvo por debajo de los $60, lo que permitió que en el país los precios de las gasolinas y diesel se mantuvieran estables para los consumidores pues el galón de gasolina o diesel en las estaciones de servicio no ha sobrepasado los $4.

Producción en EE.UU. puede amortiguar alza

Sin embargo, algunos economistas internacionales no creen que el precio del petróleo suba tanto como se podría esperar pues en el último año Estados Unidos se ha convertido en el principal productor de petróleo a nivel mundial, tanto así que comenzó a exportar su producto y tiene una reserva de petróleo de más de 600 millones de barriles.

Eso le da independencia frente al resto de países productores de petróleo que integran la OPEP.

Una publicación del Wall Street Journal retoma que el año pasado, cuando se dieron ataques a refinerías en Arabia Saudita, el precio del petróleo se disparó un 15 %, pero dos semanas después regresó a sus niveles previos al ataque, lo que provocó que algunos inversionistas concluyeran que la cantidad de petróleo que inundaba los mercados mundiales estaba anulando las consideraciones geopolíticas.

Esta mayor producción de petróleo se debe sobre todo al método del fracking (extracción de gas de esquisto mediante fracturación hidráulica) que el país norteamericano ha incrementado en los últimos años y cuyo costo ha logrado reducir con mayor uso de tecnología.

Después de los ataques en Arabia Saudita, muchos economistas esperaban que el alza de petróleo se disparara, pero al final de 2019 los precios ya se habían estabilizado nuevamente. En El Salvador no se percibieron incrementos significativos que elevaran el galón de combustible más allá de los $4.

Aún así, Recinos explica que todo el petróleo que produce EE.UU. lo consume, por lo que siempre es necesario que intervenga la producción de otros países.

Además, Recinos dice que en este contexto político, hay que estar muy pendientes de si se afecta el flujo de mercancías por el Estrecho de Ormuz, por donde pasa el 25% de la producción mundial de petróleo.

Si este estrecho llegara a cerrarse o hubieran ataques cerca de él, afectaría el comercio y los precios podrían elevarse aún más. Por ahora Recinos se mantiene expectante de cualquier cambio.

Comments

comments