Pandilleros imponen poner vigilantes en el Centro Histórico de SS

El jefe policial de la capital defiende la disminución de homicidios, pero reconoce que su mayor problema es la extorsión. La pandilla usa a menores.

0
502

El jefe de la delegación del Centro Histórico de San Salvador de la Policía Nacional Civil (PNC), Luis Serpas, habló sobre los planes de seguridad que desarrolla la corporación en la capital y sobre las hipótesis del cometimiento de homicidios y extorsiones en la zona.

Hay bastante gente que dice al centro no voy porque da miedo, pero eso es lo que quedó de antes y eso se va a lograr borrar conforme el tiempo vaya pasando y se vayan acercando al centro.

¿Qué lugar considera les ha dado un poco más de batalla en cuanto a seguridad?

El centro de San Salvador se caracteriza por la cantidad de personas que lo visitan, transitan, vienen a trabajar diariamente. Nosotros priorizamos por igual, pero donde tratamos de intensificar más son los mercados, no porque sea más peligroso, sino por la actividad comercial.

¿Cuál es el delito que se da con más frecuencia?

En años anteriores era el delito de homicidio, ese que nosotros más que todo hemos logrado no erradicar al 100 %, pero a un 95 %.

¿Persisten robos y extorsiones?

En su mayoría son personas que tienen afín a una pandilla y ya conocen a las personas comerciantes. Cualquier persona puede decir que las extorsiones se mantienen. Pueden mantenerse, pero las que se han denunciado se les ha dado el tratamiento y se ha obtenido el resultado.

En el comercio informal puede haber personas que pueden pasar cobrando “renta” y en su mayoría los detenemos; pero si el afectado no pone denuncia y se le encuentra el dinero, lo detenemos y procesamos por receptación, ya que no justifican su legal tenencia.

¿Aplicaría en esas situaciones el dicho de “ver, oír y callar”?

Eso tiene que ver con el temor de los comerciantes que ellos siempre van a estar ahí y piensan que si ellos denuncian, pueden correr algún riesgo.

¿Cuál es su opinión de que se captura a un extorsionista y al día siguiente llega otro?

Realmente se detiene a una persona, pero ya mañana pueden destinar a otra persona, porque no son los jefes quienes llegan a recoger el dinero. Por lo general, recurren más a menores de edad, porque al ser menores, el delito es con menos años de prisión. Las personas que extorsionan son los adultos, pero los que andan recogiendo son menores.

¿Quiénes son más propensos a las extorsiones, los vendedores ambulantes o fijos?

Las personas que pueden estar más afectadas son las que tienen sus negocios de carácter informal, porque las vendedores formales tienen la capacidad de pagar su seguridad privada. Y los informales les pagan los servicios a los vigilantes que trabajan de forma independiente en la zona de todos los mercados.



Comments

comments