Matan a su hija en el ISSS, hoy la madre exige justicia

0
368

Su madre, Margoth Miranda, aún no comprende cómo pudo perder a su hija en tan poco tiempo, sobre todo cuando la mayor parte de esas 48 horas estuvo en manos de distintos médicos. El dolor y la indignación que le ha provocado ver a su hija sufrir sin recibir la atención médica adecuada le han dado el valor para presentar una denuncia formal por el caso.

Esa noche, la doctora Ana Patricia tenía planeado ir con su hermana a la Basílica de Guadalupe, para asistir a la celebración de la virgen de Guadalupe, pero el malestar la llevó a vomitar continuamente, incluso las pastillas que había intentado tomar para el dolor.

Ana Patricia trabajaba como médico consultante en el Hospital Nacional Santa Teresa de Zacatecoluca, al verla tan mal su madre y su hermana le preguntaron si mejor la llevaban hasta dicho hospital. Pero ella pidió que la llevaran al Hospital General, para no obligarlas a manejar hasta allá y no molestar a sus compañeros de trabajo.

En el Hospital General le realizaron unos exámenes de sangre y orina, le dejaron tabletas de ciprofloxacina y también le indicaron que llegara al día siguiente porque le realizarían una Tomografía Axial Computarizada (TAC). Salieron por la madrugada del hospital y regresaron horas desm+epués. Ese mismo día, después de que le realizaran el TAC, le dejaron una cita con un urólogo a la 1:00 de la tarde.

Comments

comments