Ex pareja de joven ASESINADA es acusado de feminicidio agravado

Las investigaciones fiscales indican que Michael Alejandro Castillo, expareja de Fernanda, llegó a traerla a su casa, luego la asesinó y dejó en abandono al menor de edad, quien es hijo de ambos.

0
375

Michael Alejandro Castillo Murga fue acusado de feminicidio agravado y homicidio tentado en perjuicio de su expareja, Melvi Fernanda Nájera Quezada, joven asesinada con lujo de barbarie el 31 de enero de este año en Concepción de Ataco y cuyo hijo estuvo cuatro días abandonado en la finca San José, del mismo municipio.

La Fiscalía General de la República informó que otras cuatro personas, entre ellas Jacqueline Alejandra Martínez Herrera, de 18 años, y el médico Roberto Arturo Valdivieso López, de 57, ayudaron al joven para borrar evidencias. Todos ellos fueron acusados de fraude procesal.

“Logramos determinar la participación del joven Michael Alejandro Castillo Murga a quien se le está imputando el femenicidio agravado en perjuicio de la joven y el hijo” dijo la fiscal.

Fiscalía presentó este jueves el requerimiento de acusación contra los cinco implicados ante el Juzgado de Paz de Ataco. Se presume que Castillo Murga no se encuentra en El Salvador, puesto que habría huido a Estados Unidos después del crimen.

Las investigaciones fiscales, que iniciaron luego del asesinato de la mujer, indican que el joven Castillo, exnovio de la joven, llegó a traerla a la vivienda y posteriormente le quitó la vida a ella y dejó en abandono al menor, quien es hijo de ambos.

Los implicados habrían colaborado para que el principal ejecutor del crimen huyera del país a esconder el vehículo en el que el acusado llevó a Melvi Fernanda y a su hijo a la zona donde la habría asesinado y abandonado al menor.

Días después del asesinato de Fernanda, los padres de la joven, visiblemente consternados, pidieron a las autoridades que este feminicidio no quede impune. Ambos también señalaron al exnovio de la víctima como el responsable del asesinato y de abandonar a su propio hijo entre cafetales luego del crimen.

Fernanda vivía con sus padres y su pequeño hijo, nunca se fue de la casa, ni convivió como pareja, por el contrario, dijo su madre, el hombre nunca llegaba a visitar al niño.

La Unidad de Atención Especializada para la Mujer de Santa Ana giró las órdenes de captura de los imputados. Hasta el pasado miércoles, las autoridades solo informaron de las capturas de Alejandra Martínez y Roberto Valdivieso.

Como parte del operativo de las capturas, la Fiscalía allanó siete viviendas vinculadas al caso situadas en Ahuachapán y San Salvador.


Comments

comments