Banda de Costa Rica le brindó todo su apoyo a Andy Lovos

0
291

El joven músico salvadoreño Andy Lovos, vivió este miércoles uno de los días que en su vida querrá recordar.

Lo que inició como un sueño, se fue transformando en un mal trago desde que él denunció a los organizadores de la Banda El Salvador «Grande como su gente», dicho nombre no va acorde a sus acciones.

El Comité salvadoreño «El Piche», cumplió con su objetivo y no permitió a Andy participar en el Desfile de las Rosas en Pasadena, California.

Sus compañeros tampoco no mostraron ningún tipo de solidaridad ante lo que ocurría, incluso muchos no lo querían ahí, porque algunos si se beneficiaron con el viaje, en especial los más viejos que ya han ido en varias ocasiones.

Pero esa solidaridad que no mostraron sus amigos y compañeros, Andy la recibió de la banda de Costa Rica, ellos conocían lo que pasaba al interior y le demostraron su apoyo.

Los jóvenes hermanos costarricense demostraron su apoyo y le dieron una gran lección a los supuestos amigos y compañeros de la Banda El Salvador «Grande como su gente».

Un buen número de talentosas personalidades latinas marcharon este miércoles en la edición 131 del multitudinario Desfile de las Rosas, en Pasadena, California, como vanguardia del “éxito” hispano en Estados Unidos.

En la tradicional “espectacular apertura” del año nuevo que cada año se organiza el 1 de enero en la ciudad estadounidense, lo latino tuvo su espacio de primera fila con la composición especial “Reach for the Stars” (Alcanzar las estrellas) del músico y productor cubano Emilio Estefan.

Este tema, que incluye ritmos de samba brasileña, fue interpretado por la texana y exintegrante del grupo Fifth Harmony Ally, Hernández Brooke, acompañada por el reguetonero puertorriqueño Farruko.

Laura Farber, originaria de Argentina y primera presidenta latina en la historia de la organización que organiza el desfile desde su creación en 1890, declaró a Efe que todo lo latino en el desfile “es una decisión pensada en reflejar la diversidad estadounidense”.

Con el protagonismo de líderes hispanos los organizadores del desfile deseaban que “el mundo sepa que los latinos pueden tener éxito en lo que quieran”, declaró Farber.

“El mensaje es que todo el mundo tiene un lugar” en Estados Unidos, aseveró la presidenta, quien inició como voluntaria de la organización hace 26 años.

Y así como los destacados latinos participaron este miércoles en el desfile, de igual manera los organizadores esperan “potenciar” mucha presencia hispana en las universidades, las ciencias, tecnología, las ingenierías y las artes, entre otras áreas.

Como demostración, el puesto de gran mariscal del desfile de las Rosas lo compartieron tres hispanas destacadas: las actrices Rita Moreno (“West side Story”) y Gina Torres (“Suits”) y la gimnasta Laurie Hernández, doble medallista olímpica en los Juegos de Río de Janeiro 2016.

Entre los invitados especiales hispanos que desfilaron se pudo ver a Jaime Jarrín, la voz en español del equipo de béisbol los Dodgers; Sonia Manzano, quien trabajó como María en el programa de televisión “Plaza Sésamo”, y Ellen Ochoa, la primera astronauta latina.

El Desfile de las Rosas 2020 estuvo compuesto por 39 coloridas carrozas adornadas con flores y 39 unidades ecuestres, y la música estuvo a cargo de 20 bandas musicales, de las cuales 6 eran internacionales y 4 de ellas latinoamericanas.

Las agrupaciones con el toque latino convocadas este año fueron los mexicanos Aguiluchos; El Salvador, grande como su gente; la costarricense Banda Zarcero y la Banda de la universidad Mayagüez, de Puerto Rico.

La edición 2020 de este popular desfile, retransmitido por televisión a más de 170 países, fue vista en directo por alrededor de un millón de personas a lo largo de 9 kilómetros sobre el bulevar Colorado de Pasadena.

Uno de ellos fue el joven Christian Martínez, profesor de escuela de la comunidad indígena Huichol del estado mexicano de Nayarit, quien se congratuló de que se dé “más espacio” a los hispanos en este tipo de “eventos mundiales”, porque así se da visibilidad a la “cultura y tradiciones” latinos.

“El mensaje que yo capto es que aquí como en todos lados no debe de existir la exclusión y debemos de estar unidos todos”, indicó a Efe.

Por su parte, la salvadoreña Marina Alberto, de 37 años, dijo a Efe que hace 20 años vino al desfile por primera vez y que se siente feliz con la inclusión de connotados latinos, como sus compatriotas de la banda musical “El Salvador, grande como su gente”.

“Con la inclusión de líderes latinos siento que nos están tomando en cuenta y no nos están haciendo de menos”, indicó.

Comments

comments